El cuerpo como práctica artística y primer instrumento de los cuidados

Alfonso Miguel García Hernández

Resumen

El cuerpo es el instrumento por excelencia sobre el que se prestan los cuidados, y vehículo o mediador de los mismos, y ha sido y es, un enigma denostado y un territorio por descubrir; denostado por lo mucho que nos oculta o por lo demasiado que nos muestra y más aún por lo que debe todavía revelar. Tomándolo como hilo conductor del pensar implica que quite la palabra para articular un discurso mudo, que se hace visible a través de sus representaciones artísticas. Definiendo incluso las distintas partes del cuerpo, así como las distintas relaciones que llevan a la salud y la enfermedad, mediante representaciones enmarcadas en variedad de culturas y tiempos históricos, donde el cuerpo ha sido una superficie que sirve de inspiración o soporte, para imprimir los acontecimientos de nuestra vida. Hablar del cuerpo como instrumento privilegiado de cuidados no es sólo mencionar los sentidos que de él participan, sino redescubrir la sensibilidad. Redescubrir lo que siente, buscar lo que sienten los demás e intentar ser más claro con lo que uno mismo siente. Hacer un camino personal que va más allá de usar las manos para manipular, transportar, levantar, coger, pinchar, presionar, acariciar, dar masajes, etc.

Palabras clave

Arte; Cuerpo; Cuidados

Texto completo:

PDF (614.26 kB) Estadísticas


DOI: https://doi.org/10.14198/cuid.2004.15.05





Copyright (c) 2020 Alfonso Miguel García Hernández

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.